Es una gran noticia que el trabajo que realizamos para el sector agroalimentario con modelos de predicción y big data llame la atención de El Periódico.

En este artículo redactado por Carme Escales se ejemplifican los beneficios del big data y el reconocimiento facial aplicadas al sector agro.

Gracias a las estaciones meteorológicas virtuales y la inteligencia artificial, es posible simular con una fiabilidad muy alta tanto históricos como previsiones meteorológicas.

Estos datos obtenidos con estaciones meteorológicas combinadas con información de parcelario y datos de cosechas es la base de los modelos de predicción de cosechas.

Por ejemplo, Juvé y Camps ya sabe que usar modelos de predicción en decisiones tan importantes como es la planificación de vendimia ayuda a mejorar su cuenta de resultados.

Por tanto predecir la maduración y/o reducir la incertidumbre en los aforos en viticultura con big data ya es una realidad al alcance de las empresas agroalimentarias.

Otra tecnología que se menciona en el artículo es la aplicación de el reconocimiento facial para el control horario de trabajadores y la digitalización de partes de trabajo.

Esta tecnología de identificación biométrica para el control horario tiene un gran futuro por qué supera las prestaciones de otras soluciones como la huella dactilar.

Por ejemplo, el control horario con reconocimiento facial puede utilizarse desde un teléfono o una tablet sin necesidad de utilizar hardware o dispositivos IoT.

Además, esta solución de control horario permite registrar otras informaciones como la productividad o la ubicación del parte de trabajo.

Aunque es cierto que estamos en la fase inicial del uso de las tecnologías big data para apoyar decisiones en sectores como la viticultura o la fruticultura.

En Raw Data entendemos que la adopción de estas soluciones irá de la mano de los casos de éxito que se creen dentro del sector agroalimentario.