El método RawData para llevar a tu empresa agro al siguiente nivel

Tras 15 años en el sector agro, habíamos visto cómo la innovación se introducía en ciertos procesos agrícolas, sobretodo en mecanización y IoT. Pero la gestión agrícola no terminaba de estar al mismo nivel, incluso en las medianas y grandes empresas.

Había muchísimos factores a tener en cuenta a la hora de tomar decisiones, tanto técnicas como económicas. Pero la cantidad de datos obtenidos y analizados estaba limitada. Y existían pocas soluciones adaptadas a la realidad de las empresas agrícolas y a sus técnicos y productores.

Las pocas soluciones demandaban una gran cantidad de tiempo y dinero destinado a recoger datos, pero una salida de resultados muy pobre para ayudar a la toma de decisiones. La necesidad de saber lo que sucedía o iba a suceder continuaba sin resolverse de manera eficiente.

Fue entonces cuando decidimos apostar por una nueva tecnología que estaba triunfando en otros sectores: el big data y la inteligencia artificial.

Decidimos llevar a cabo un proyecto piloto con múltiples organizaciones. ¿El objetivo? Centralizar en una única solución todos los datos que afectan a los cultivos y agregar de manera virtual fuentes agroclimáticas e imágenes satelitales para conseguir facilitar tanto el análisis como mejorar la predicción de resultados.

Todo ello para mejorar la gestión de la información, el análisis de resultados técnico y económicos y, por último y más innovador, las planificaciones de cosecha y predicción de enfermedades.

¿El resultado? Se trataba de tecnología tan nueva en el sector que era difícil creer si funcionaría hasta probarla. Nos sorprendió obtener una precisión de hasta 3 veces superior en la predicción de volumen y maduración.

Más y más empresas empezaron a preguntarnos, así que fundamos RawData para aumentar la competitividad de las empresas en agro y ofrecer una solución integral de gestión.

A día de hoy, hemos validado la tecnología en más de 32.000 parcelas y hemos creado una solución de software que facilita la digitalización de la agricultura.