¿Qué son las estaciones meteorológicas virtuales?

Llamamos estaciones meteorológicas virtuales a las variables meteorológicas que a través de inteligencia artificial se asignan a una parcela determinada, sin necesidad de instalar ningún tipo de dispositivo en campo.

Las estaciones meteorológicas virtuales asignan a una parcela tanto un histórico como una previsión a siete días de múltiples variables como temperatura, velocidad del viento, humedad relativa, humectación, etc…

El primer paso para “instalar” las estaciones virtuales es obtener la ubicación de las parcelas.

La ubicación de la parcela es fácilmente accesible a nivel de cualquier empresa productora o incluso productor agrario. Un archivo en formato KML, KMZ o similar contiene la latitud y longitud de cada parcela.

Con la ubicación exacta, el sistema calcula la elevación de la parcela. Así, con este dato unido al resto de variables de geolocalización, se realiza una “hiper-localización” de meteorología específica para una parcela.

Beneficios de las estaciones meteorológicas virtuales

Las estaciones meteorológicas virtuales permiten ofrecer un servicio de alertas meteorológicas para cada responsable o propietario de finca.

Por ejemplo, es posible conocer con una antelación de 7 días si el viento afectará en una parcela determinada o si la temperatura bajará de cierto umbral.

Económicamente, las estaciones virtuales son mucho más competitivas y más rápidas de implementar que cualquier dispositivo físico de hardware (estaciones meteorológicas convencionales) que necesita instalarse y mantenerse en finca.

Modelos de predicción de plagas

Uno de las aplicaciones con más potencial de estas estaciones virtuales es utilizar las variables meteorológicas a futuro que proporcionan para configurar modelos de predicción de plagas y enfermedades para cada parcela agrícola.

Puedes ver más información sobre las estaciones meteorológicas virtuales aquí.

También puedes probar su funcionamiento creando una cuenta gratuita aquí.