Tecnologías como big data o el reconocimiento facial son aliados para combatir el corona virus en el sector agroalimentario

 La pandemia actual nos obliga a innovar en la manera en que producimos

Un ejemplo claro de innovación es la tecnología del reconocimiento facial aplicada en el sector agroalimentario en el control y la identificación de trabajadores.

Sistemas como las videoconferencias son otra solución tecnológica que permite ahorrar contactos físicos y muchos desplazamientos.

En nuestro caso utilizamos Zoom desde los inicios, permitiéndonos trabajar a distancia y mantener el contacto con nuestros compañeros.

La ventaja del reconocimiento facial permite identificar personal y registrar horarios sin necesidad de estar en contacto físico con dispositivos, como puede ser el caso de la huella dactilar.

Porqué, según fuentes de La Vanguardia, el coronavirus puede sobrevivir hasta tres días en superficies de plástico y de acero, por lo que dispositivos físicos pueden convertirse en un propagador del virus.

Descubrir esta tecnología para el control de presencia y el control horario es muy sencillo, ya que nuestra organización te permite hacerlo gratuitamente en este enlace.

Además, en solamente 1 hora puedes adaptar la solución a tu organización agroalimentaria.

En menos de 1 día puedes tener la solución del reconocimiento facial operativa, ya que no necesitas ningún dispositivo (más allá de una tablet o un smartphone).

Otra tecnología que bien seguro es útil son los modelos de predicción con el uso de big data.

Como ejemplo en viticultura, los modelos de predicción son capaces de reducir la incertidumbre sobre la maduración o incluso el volumen de producción de un cultivo.

Y esto puede permitir ahorrar desplazamientos o contactos innecesarios manteniendo o incrementando el nivel de rigurosidad en la toma de decisiones.